¿Existe otro avión más automatizado que un Airbus? Sí, aunque no parezca

#AlAire

Hoy día es muy común ver un Airbus A320 desde su lanzamiento en marzo de 1984. Su primer vuelo se realizó el 22 de febrero 1987 y la primera aerolínea en operar este innovador avión fue nada más y nada menos que la renombrada francesa Air France.

El Airbus A320 es conocido por su marca en la historia de la aviación, pues fue el primer avión lanzado a uso comercial con una tecnología totalmente Fly-by-wire o Vuelo por cable, el cual reemplaza todos los controles de vuelos manuales convencionales de una aeronave por una interfaz electrónica. Para ese entonces, siendo comunes los Boeing y los McDonnel (aviones mecánicos), el A320 era toda una innovación y actualmente su tecnología es utilizada para la gran mayoría de los aviones comerciales modernos.

Pero, ¿y si les digo que hubo un avión tan automatizado o incluso más que un Airbus A320?

Pues este avión existe y aún vuela; es nada más y nada menos que el bellísimo MD-11, creado por el prestigioso fabricante McDonnel Douglas. El MD-11 para los que conocen de aviación, se sabe que estéticamente es una fotocopia de un DC-10, pero mecánicamente no es así. A continuación se explicara un poco más de la historia de este fabuloso avión.

Resultado de imagen para MD 11
MD-11 de la aerolínea Lufthansa Cargo / Foto: Aviación Digital

Empecemos por conocer algo de la historia del muy conocido fabricante McDonnel Douglas. Su nombre proviene de la firma de Smith McDonnel y Donald Douglas los cuales fusionaron sus compañías. McDonnel Douglas fue pionera en la construcción de aviones tanto comerciales como militares con mas de 30.000 aparatos construidos durante la segunda guerra mundial. Ya finalizada, y con la necesidad de aviones comerciales, no tardaría en volverse un dolor de cabeza para la gigante Boeing, creando aviones muy interesantes, útiles y, sobre todo, eficientes. Algunos de estos ejemplos son el DC-3, DC-4 entre otros.

En una época más moderna, donde ya se empezaban a ver aviones a reacción, la McDonnel Douglas fabricó la competencia directa del Boeing 707, el DC-8. Las aerolíneas con necesidades de aviones más grandes para poder llevar más carga útil, exigen a los fabricantes aviones capaces de cumplir sus necesidades de demanda, y aquí es donde entra el protagonista del show.

Resultado de imagen para DC 8
Un Douglas DC-8 / Foto: NASA

El MD-11 es muy conocido por ser casi idéntico que su hermano el DC-10, y estéticamente no está muy lejos de ser cierto de no ser por pequeñas diferencias casi imperceptibles como por ejemplo: un fuselaje alargado, una envergadura un poco mayor -que incluye winglets (extremos alares)-, además del uso de materiales compuestos más livianos y nuevos motores de mayor potencia, así como un diseño un poco más aerodinámico en las alas y cola o empenaje (el cual contribuye a generar un menor arrastre o resistencia al avance). También posee una moderna cabina del piloto absolutamente digital, que hace que no se necesite de un ingeniero de vuelo en ella a diferencia de los antiguos DC-10.

McDonnel Douglas buscaba un sustituto al anticuado DC-10 desde 1976. Frente a diferentes indecisiones, tales como si alargar el DC-10 y hacer versiones distintas dependiendo de su uso (al igual que el DC-8), finalmente se llegó a la idea de construir un avión que partiese de la base del DC-10 pero con algunas mejoras y bastantes significativas.

El MD-11 fue lanzado oficialmente el 30 de diciembre de 1986 con 52 pedidos firmes y 40 opcionales. El primer vuelo se realizó el 10 de enero de 1990 y su entrada en servicio fue con la línea aérea finlandesa Finnair.

Aquí es donde tornamos a compararlo con uno de los aviones más avanzados de la historia. A diferencia del A320, el MD-11 es un avión totalmente mecánico con una pequeña parte trabajada mediante Fly-by-wire, mientras que el avión de fabricación francesa es totalmente Fly-by-wire, ¿cómo es posible que un avión mecánico sea más automatizado?

Resultado de imagen para Airbus A320
Airbus A320 con su pintura original del fabricante. / Foto: Aerolatin News

Pues bien, en esta parte entran algunos pequeños detalles que hacen la diferencia. En general, los Airbus modernos son controlados por computadoras, la cuales son semi-controladas por el piloto, es decir, si el piloto se le antojase poner el avión de cabeza, la computadora lo anularía manteniendo el vuelo recto de la aeronave, mientras que en un MD-11, el piloto tiene un control total sobre el avión. Sin embargo, la automatización del MD-11 es por muy lejos mayor que la de un A320, en un Airbus, la computadora te dice que hagas las cosas, mientras que en un MD-11 las computadoras las hacen por ti y te avisan que ya fue hecho.

Pongámonos en situación, vamos en un vuelo y se acaba el combustible del tanque central, en un A320 la computadora te diría «apaga las bombas» mientras que el MD-11 te diría: «Tanque central vacío, apagando bombas». Otro ejemplo lo podemos hallar en el APU. El APU es encendida para suplir energía cuando los motores están apagados, mientras que en un A320, el piloto apaga el APU, en un MD-11 la computadora la apaga automáticamente cuando los tres motores son encendidos. Como último ejemplo, los hidráulicos en un A320 son encendidos por el piloto; en el MD-11 por la computadora del avión.

Resultado de imagen para a320neo
A320neo de ANA, la versión más reciente de este modelo / Foto: Airbus

Son muchos los ejemplos aplicables, de como un avión sin ser más moderno y siendo aún más mecánico, pudo llegar a ser aún más automático que una joya de la aviación como lo es un A320.

___

Con la ayuda del técnico William Farias 

Comenta con Facebook