Internacional

Gran pérdida para la industria del anime: un incendio arrasa con el edificio de Kyoto Animations

Alrededor de las diez de la mañana (hora local) del jueves 19 de julio, los habitantes de Kyoto reportaron a los bomberos un incendio cuando escucharon una explosión proveniente del estudio; un hombre había entrado a las instalaciones del estudio, y luego de esparcir gasolina, prendió fuego al inmueble, causando más de 33 muertos y 40 heridos. También se perdieron numerosos trabajos, por lo cual varios estrenos quedaron aplazados.

Entre las víctimas fatales se presume que se encuentra el director Yasuhuro Takemoto, pero los medios oficiales aún no han confirmado la identidad de los afectados.

Las autoridades capturar al causante a 100 metros de la escena del crimen mientras intentaba escapar.El culpable fue identificado como Shinji Aoba, un hombre de 41 años con antecedentes penales por robo y al parecer sufría de problemas mentales. El sujeto sufrió algunas heridas en el momento en el que intentaba huir, por lo que en estos momentos se encuentra siendo atendido en el hospital.

De acuerdo con el presidente de Kyoto Animations, Hideaki Hatta, ya habían recibidos amenazas de muerte a través de correo electrónico.

El primer ministro de Japón mostró sus condolencias a través de Twitter, manifestando que “no existían palabras” para aquel hecho.

Kyoto Animations, a veces conocido como KyoAni, fue fundado en 1981 y desde ese entonces ha tenido bastante reconocimiento en el mundo del anime, pues ha producido películas y series con gran acogida por parte del público, así como Koe no katachi y Free!. Pero, a parte de sobresaltar por su excelente trabajo en animación, es conocida porque sus animadores cobran un salario regular y fijo, a cambio de otras empresas de la industria, que pagan a sus empleados por fotogramas elaborados, una práctica tan habitual como criticada, ya que  esto aumenta la presión sobre los trabajadores.

“Es una de las mejores y más grandes firmas de animación de Japón.Con esa pérdida de vidas, es probable que muchas de las mejores manos en animación en la nación estén muertas» dijo Yuichi Maeda, experta en cine japonés, a la agencia Routers al respecto.

Sentai Filmworks, un distribuidor estadounidense de obras japonesas, inició una campaña llamada GoFundMe, con el fin de que los fans donen dinero para así ayudar al estudio.En dos horas se lograron recaudar US$100.000, y hasta el momento ya la suma ha aumentado a US$1,3 millones.

 

 

Si encuentras algún error en esta nota, por favor subraya la frase a corregir y presiona Ctrl+Enter al mismo tiempo para notificarnos.

Comenta con Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *