Helicoide: de moderno centro comercial a centro de torturas del SEBIN

Internacional

En días pasados, la Red Británica de Noticias BBC News publicó un documental acerca del edificio Helicoide, el cual está ubicado en Caracas, Venezuela. Este documental reúne los testimonios de quienes han estado en esta edificación que algún día sería un centro comercial pero hoy es el centro de operaciones del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional SEBIN.

El Helicoide en algún momento de su historia fue alabado por célebres personajes como el poeta Pablo Neruda y el pintor Salvador Dalí, esto por el diseño arquitectónico con el que fue construido. Helicoide inició como un megaproyecto que se convertiría en un centro comercial muy lujoso: hotel, helipuerto, un enorme domo en la parte superior, tecnología de punta y unas 300 tiendas.

Desafortunadamente en 1942 las obras fueron paralizadas por falta de presupuesto, además de algunos actos de corrupción. En 1982 se logra culminar la construcción de la cúpula superior de la enorme estructura de concreto, pero la obra jamás continuó como se tenía planeado. Poco a poco se volvió un refugio de indigentes, y luego varias entidades del estado empezaron a instalarse allí, dejando de lado por completo el propósito con el cual estaba siendo construida esta enorme edificación.

Ahora, después de muchos años, se volvió la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia SEBIN, por lo que este edificio pasó a ser visto como un monumento a los más macabros actos contra la población.

El Helicoide se ha convertido en ese lugar donde se cometen torturas físicas y psicológicas tanto a criminales como a personas inocentes. Se ha convertido en el paradero de decenas de personas que han sido retenidas por protestar contra el gobierno de Nicolás Maduro, por lo que el Helicoide se transformó en un símbolo de represión y miedo para quienes salen a las calles, a riesgo de perder su vida, a protestar y exigir un país más justo y democrático.

La periodista de BBC Karenina Velandia recopiló relatos de personas que han estado en este edificio. Desde personas capturadas por supuestamente financiar las protestas antigubernamentales, hasta personas que en algún momento fueron integrantes del SEBIN. Todas estas personas contaban desde su experiencia, cómo es permanecer en este decadente lugar, además, describieron la manera en que torturaban a los presos para infundir miedo en la población.

Es la estrategia ‘perfecta’: infundir miedo en las personas atacando a quienes, con valentía, han alzado sus voces contra la situación que atraviesa Venezuela actualmente.

 

Comenta con Facebook