Type to search

Internacional Medio ambiente

Coronavirus: ¿un alivio para la Tierra?

Share

En diciembre del año pasado numerosos habitantes de la ciudad de Wuhan, China, empezaron a presentar fuertes síntomas de neumonía. Esto coincidió con el año nuevo chino, por lo cual varias personas viajaron para celebrarlo. En enero, las autoridades sanitarias de China confirmaron a la OMS que el causante de los síntomas era una nueva especie de coronavirus. El virus se empieza a esparcir a una gran velocidad; primero en ciudades chinas, luego en Tailandia, después en Japón, hasta llegar a los 5 continentes, haciendo que el 11 de marzo la OMS tenga que declarar el COVID-19 como una pandemia.

Los gobiernos han tomado medidas drásticas para frenar el contagio de este virus, tales como cerrar las fronteras y declarar aislamiento obligatorio para todos los habitantes. Imágenes de las calles desoladas han rondado por las redes sociales, aquellos que salen a conseguir alimentos se han sentido en un pueblo fantasma y la rutina de muchos ha dado un vuelco completo al tener que pasar a estudiar o trabajar desde sus casas.

Sin embargo, la situación no solo ha generado situaciones negativas. El cierre de las fábricas, la gran disminución de vehículos en las calles y la reducción de vuelos han generado que haya un  aminoramiento de los gases de efecto invernadero.

 El 2 de marzo de este año, la NASA y la Agencia Espacial Europea publicaron imágenes satelitales en las que se muestra una gran reducción de NO2 en China desde que se tomaron las medidas para prevenir la expansión del COVID-19. Además, el dióxido de carbono ha tenido un descenso del 25% en el país asiático, según un análisis realizado por Centro de Investigación en Energía y Aire Limpio.  

En el caso de Colombia, la Secretaría de Ambiente publicó un informe en el que se afirma el mejoramiento de la calidad de aire en Bogotá, ya que se han disminuido los puntos calientes e incendios forestales y los niveles de concentración de material se han mantenido bajos.

Del mismo modo, en las ciudades en las que se ha tomado la medida de aislamiento preventivo, se han podido avistar distintas especies de animales silvestres caminando despreocupados por las solitarias calles. En Madrid se han apreciado pavos reales avanzando por la ciudad, se han difundido por redes sociales como los jabalíes se adueñan de Barcelona  y en Roma patos silvestres han acudido a las fuentes para darse un baño. Además, en Japón algunos ciudadanos captaron el momento en el que una manada de ciervos corría por las calles.

 

 En Colombia también se han podido vivir situaciones semejantes; en Cartagena, un usuario de Twittergrabó desde su cuarto unos delfines que jugaban en la bahía; en Bogotá, se pudo ver un zorro caminando; en un condominio de Neiva se vio a una zarigüeya con sus crías corriendo y en Casanare un oso palmero, también llamado oso hormiguero gigante, caminaba tranquilo por las calles vacías.

Tal vez sea hora de pensar en tomar medidas para ser más amigables con la naturaleza, menguar aquellas actividades (económicas o rutinarias) que afectan al medio ambiente, dar un alto a la caza de animales que están en peligro de extinción y que cada persona empiece a concientizarse sobre el cuidado al planeta Tierra, realizando acciones individuales tales como apagar las luces, reciclar y no hacer un uso excesivo del agua.

Comenta con Facebook