La primera araña robótica para ir a zonas de difícil acceso

Analizando los primeros resultados de nuestra encuesta de satisfacción, vimos que varias personas han dicho que quieren ver algo de robótica en el sitio, pues bien, aquí lo tienen, han inventado una araña que puede acceder a zonas de difícil acceso, quédate con nosotros para saber más.

Hemos simplificado nuestro vocabulario para facilitar la comprensión de nuestros artículos a más personas.

La ‘startup’ vasca Erle Robotics lanza una nueva araña robótica financiada por una campaña de ‘crowdfunding’ para su fabricación.

Primero quisieron deslumbrarnos con un cerebro robótico y, gracias a Erle Brain, no sólo lograron dar vida a drones que cruzaran el cielo sino que también rodaran. Ahora la startup vasca, Erle Robotics,consigue andar gracias al lanzamiento de la primera araña robótica Erle Spider. Una tecnología que los vascos definen como el primer ordenador educativo con patas. El CEO y cofundador de la empresa, Carlos Uraga, asegura: “se configura con un modelo dinámico bastante complejo que le confiere una movilidad similar a la de un insecto”.

El equipo de la 'startup' vasca, Erle Robotics, con su araña robótica

Con una estructura hecha en aluminio, la araña de Erle Robotics consta de seis patas con una movilidad de hasta tres grados cada una. “Por lo tanto tiene un total de 18 grados de libertad. Es un modelo muy dinámico de movimiento”, precisa Uraga. De forma comparativa, un cuadricóptero consta de cuatro hélices y su estructura está formada por cuatro motores con cuatro actuadores, sin embargo, el hexápodo robótico utiliza 18 servomotores que le confieren facilidad y agilidad en zonas de difícil acceso.

on estas características las que hacen que las principales aplicaciones de este robot terrestre sean la inspección de tuberías, el acceso a zonas difíciles tales como áreas carastróficas o radiacitivas a las que no se puede acceder e incluso para búsqueda de personas. De hecho, Uraga aclara que es posible complementar el hexápodo robótico con todo tipo de cámaras, así como wifi, bluetooth, 3G o 4G. El robot terrestre tiene autonomía para inspeccionar zonas a las que los drones aéreos no pueden acceder: “es como un ordenador que puede llevar internet o bluetooth a una zona y se puede manejar desde el móvil u ordenador”, destaca el empresario vasco.

Para sus creadores, otra de las finalidades pasa por convertir el hexápodo en un ordenador educativo con patas y en este empeño tiene mucho que ver la tecnología que desarrolla la empresa: “el cerebro robótico que incluye el dron lo convierte en un ordenador con patas”. Un cerebro robótico y producto estrella de la startup vasca, que es una plataforma abierta en la que “la gente puede programar y puede crear comportamientos. No es un software cerrado al que no pueden acceder” remarca el CEO. Por este motivo, las universidades y centros de investigación son los principales clientes de la tecnología de la empresa aunque adelantan que están pensando en gamificar este robot.

En cuanto a lo técnico se refiere, los cerebros robóticos de Erle Robotics y que se aplican a todos los drones son Cortex A8, con 1 GB de memoria RAM, pueden correr varios programas a la vez y su autonomía llega a los 50 minutos. Además, el sistema operativo que utilizan es Ubuntu. En el caso de la araña robótica tiene diferentes soportes en la tienda de aplicaciones online para drones y robots Canonical.

araña

Con una producción actual de 10 unidades, la plataforma de crowdfunding Indiegogo se puso en contacto con los vascos para saber si tenían algún dron que lanzar. Así fue como pusieron en marcha una campaña que busca fondos para fabricar una producción de entre 150 y 200 unidades. El motivo, lo explica con honestidad Uraga: “el coste de cada componente de la araña es superior si fabricas una unidad que si pides 100. Los costes se reducen. Pero con esta campaña de financiación los usuarios lo adquieren bajo pedido y a ti te permite arrancar el producto con unos costes más bajos”. La campaña de 45 días tiene por objetivo alcanzar la cifra de 50.000 dólares para la producción de Erle Spider.  De conseguirlo, serán los primeros en comercializar la primera araña robótica del mundo.

Recuerda tomar nuestra encuesta de satisfacción, no te tomará más de 5 minutos y nos ayudará a mejorar. Accede aquí.

Vía El Mundo

Si notas algún error en este artículo, por favor presionaCtrl+Enter. para notificarnos del mismo

The following two tabs change content below.

Santiago Albarracin

Coordinador de Redacción at El Vínculo Digital
Apasionado por los medios de comunicación y las TIC. Fundador de El Vínculo Digital y estudiante de décimo grado. Me gusta la fotografía, y soy embajador de Moovit para Bucaramanga. Lo que bien se escribe, bien se transmite 😉

Spelling error report

The following text will be sent to our editors: