La niña que anhela salvar el planeta: Greta Thunberg

Medio ambiente

El pasado 20 de septiembre, la joven sueca Greta Thunberg cruzó el Atlántico con el fin de que su voz y la de millones de personas alrededor del mundo fuera escuchada. De esta forma Thunberg busca lograr cambios que ayuden a preservar la Tierra ante la grave crisis por la que esta, actualmente, está pasando.


Greta consiguió que todos los continentes se unieran para marchar en contra del cambio climático; o, más precisamente, para que los Gobiernos enciendan las alarmas y tomen medidas drásticas en contra de la contaminación ambiental.

Pero, ¿cómo y cuándo comenzó esta jovencita de 16 años a realizar cambios en cuanto al tema del medio ambiente? Thunberg estuvo interesada desde niña en esta problemática y en cómo podría ayudar. Como consiguiente, desde agosto del pasado año, Greta dejó de asistir a su escuela los días viernes para, así, encaminarse hacia el Parlamento de Suecia y plantarse allí a exigir cambios por el clima; lo que luego daría vuelta al mundo.

Dichos plantones fueron nombrados como Fridays for Future (Viernes por el Futuro). El pasado 20 y el próximo 27 de septiembre se configurarán como los días más importantes de su marcha, ya que en estos su convocatoria busca concientizar acerca del cambio climático y sobre las consecuencias que las acciones negativas del ser humano generan sobre la Tierra uniendo a millones de personas con el fin de salvar el planeta. “Que sea un punto de inflexión para la sociedad”, anunció Greta el pasado viernes.

La iniciativa que surgió en el norte de Europa (exactamente en Estocolmo) y que llegó a los oídos de miles de personas globalmente, ayudó a que la joven cruzara las aguas del océano Atlántico para, conformar una marcha mundial. Thunberg desembarcó de un velero con cero emisiones, ya que un vuelo que la llevara desde su hogar hasta Norteamérica implicaría «demasiada contaminación»; lo cual es, precisamente, el motivo de su lucha. En el discurso que la joven pronunció este viernes desde Nueva York, el cual fue escuchado en inglés, francés, español y alemán, Greta Thunberg expresó: “No hay un planeta B”.

Tras el discurso pronunciado por la joven ante el Congreso de los Estados Unidos y su liderazgo demostrado en la marcha, Thunberg pretende encabezar la cumbre climática de Naciones Unidas, lo cual servirá de antesala a la Asamblea General. A partir de esto, Alejandro Álvarez, coordinador de cultura ambiental de la U. Eafit, explica que «Greta nació en la generación que deberá afrontar las consecuencias del daño climático» y, por lo tanto, representa “el hastío que pueden tener los jóvenes viendo que es su futuro el que se está poniendo en jaque” ante la angustiante situación por la que atraviesa el planeta, cuya temperatura, en los próximos 3 años, podría alcanzar hasta 3 grados centígrados más; asimismo, Álvarez dijo que la joven de 16 años está consiguiendo una “justicia intergeneracional”.

“No hay un planeta B”

Con todo lo anteriormente señalado, Thunberg pretende lograr hacer 5 mil actos en 137 países en tan solo una semana. De esta forma, por medio de la iniciativa que comenzó en el año 2018, la joven ambientalista ha alzado su voz junto con la de miles de personas y a conseguido que estas sean escuchadas globalmente.

Greta se prepara para establecer una conversación, nuevamente, junto con el secretario general de las Naciones Unidas, António Manuel de Oliveira Guterres y otros líderes mundiales, quienes en los próximos días acordaron una cita Nueva York para ser partícipes del máximo encuentro diplomático mundial. Guterres, durante la marcha ejecutada este viernes, en una dedicatoria pronunciada hacia la joven, expresó: “Estás liderando el camino en la carrera urgente contra la crisis climática. Estás de pie y hablando. Estás en el lado correcto de la historia. Sigue presionándonos para hacer lo correcto».

Comenta con Facebook