Type to search

Nacional

¿Representa el coronavirus un riesgo para la producción de café colombiano?

Share

¿Sabías que Colombia se consolidó como uno de los países exportadores de café más importantes a nivel mundial durante la segunda mitad del siglo XIX? Bien, pues esto se logró gracias a la expansión económica de la revolución industrial y al incremento de la demanda por parte de países como Estados Unidos. A partir de ese momento histórico, para nadie es un secreto que el café colombiano se convirtió en el predilecto por muchos, pero, ¿a qué se debe tal reconocimiento? Se debe, por un lado, a que Colombia cultiva café arábico, el más apreciado por su sabor y aroma; por otro lado, el clima tropical y las altas montañas son ideales para la cosecha del producto.

En el año 2015 la Asociación de Café de Estados Unidos realizó diversas encuestas a múltiples personas en donde se les preguntaba acerca de las opiniones que tenían con respecto a la calidad del producto colombiano; para el 96 % de los consultados, el café del que ha sido conocido como ´el país más feliz del mundo´ es de “buen o muy buen sabor”. Teniendo en cuenta cifras que datan de dicho año, la producción colombiana de café en enero fue de 1.088.000 sacos de 60 kilos, un 8 % más que en el mismo mes del año anterior. Durante el intervalo de tiempo que comprendió desde octubre del 2014 hasta enero del 2015, se produjeron 4.390.000 sacos, un 2 % más con respecto a la producción registrada entre octubre de 2013 y enero de 2014.

Este sector de la agricultura colombiana se ha desarrollado de forma efectiva, por lo tanto, millones de personas solventan sus hogares gracias a la correcta cosecha, distribución y venta del café, mas ninguno de ellos contaba con que para el 2020, todos sus esfuerzos e ingresos decaerían tras la llegada de la COVID-19 al país.

 

La situación no solo ha afectado a nuestro territorio; otros países latinoamericanos como Brasil y Perú encendieron sus alarmas, ya que suplen casi dos tercios de la producción global del solicitado y prestigioso grano. Tras el temor por el contagio en las fincas, la reducción de las horas de trabajo, los cierres de bancos y la movilidad obstaculizada se han generado diversas percepciones y preocupaciones sobre la posibilidad de que no habrán suficientes trabajadores que recolecten los granos de café necesarios para las cosechas que se avecinan.

Por consiguiente, la poca mano de obra en los cultivos deja sinsabores entre los pobladores que subsisten día a día del café. Igualmente, esto representa una amenaza al superávit que se esperaba para la próxima temporada, puesto que se podría reducir o incluso eliminar. Asimismo, y como consecuencia del pánico generado por el virus, miles de personas corrieron a realizar sus respectivas compras de forma exagerada; lo cual causó que los precios del arábica hayan aumentado.

Dedicarse a la producción de café no es una labor nada sencilla; aquellos que sobreviven con este trabajo se someten constantemente a interminables horas de minuciosa recolección, bajo los rayos del sol y el frío de la noche. En múltiples casos, la paga es mala y las condiciones de vida y de salud son peores, elevando el riesgo de propagación del coronavirus. A pesar de esto, los agricultores persisten por mantener este mercado y a sus familias. Por lo tanto, y para el tormento de muchos, si no hay trabajo, no hay comida. Jimmy Larico, gerente general de la cooperativa Cecovasa, expresó: “Muchas personas están abandonando sus granjas. La cosecha está en riesgo si la cuarentena persiste”. Como solución ante esta problemática, la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia está trabajando de mano con el gobierno para desarrollar protocolos que reduzcan las cifras de enfermos, asimismo, se está creando una bolsa de trabajo con el fin de que haya mano de obra suficiente para enfrentar la crisis. Sin embargo, Roberto Vélez, director ejecutivo de la federación, ha reconocido que la pandemia ya ha causado algunas desaceleraciones en el sector cafetero.

“El cultivo del café se enfrenta a graves problemas”, concluye Larico. “Es por eso que estamos pidiendo ayuda agrícola al gobierno, para poder sobrevivir de alguna manera”, ya que para los consumidores, algunas de las ganancias en los precios del café podrían disminuirse cuando las compras de pánico en las tiendas bajen.

Otros inconvenientes a los que se han venido enfrentando los proveedores e intermediarios en Colombia, es al hecho de que acceder a las regiones productoras bajo restricciones de cuarentena es prácticamente imposible. Igualmente, de acuerdo a la operadora Sucafina SA, con sede en Ginebra, los agricultores han presentado dificultes para recoger los suministros, mientras que la reducción de horarios de los bancos también restringen las operaciones de pago. Christian Wolthers, presidente de Wolthers Douque e importador en Fort Lauderdale, Florida, asegura que: “Este es un problema más sobre la legislación y lo que hacen los gobiernos para garantizar que los trabajadores puedan moverse” y que: “Harán todo lo posible para mantener el flujo del producto. No van a dejar que un producto nacional se marchite en los árboles”.

Por otro lado, La Federación Nacional de Cafeteros, FNC, alertó que por niveles técnicamente altos de broca en los cultivos de café, los productores deben adoptar medidas de control. Según Almacafé, el operador logístico de la FNC, el 5 de abril se reportaron afectaciones de broca de 6,2 %, muy por encima de las de abril de 2019, cuando a su vez se superó las de abril de 2018, “lo que confirma un avance gradual de la broca en la producción del grano”, dice la Federación.

“Este año empezó seco y en tiempo seco se prenden las alarmas, porque la temperatura media sube y los frutos brocados en el suelo no se descomponen a falta de humedad, lo que favorece la reproducción del insecto”, narró Hernando Duque, gerente técnico de la FNC, quien añadió que: “El caficultor tiene que actuar y este mensaje se convierte en una alerta temprana. La institución advierte que la dinámica está por encima de los niveles que dan tranquilidad y por lo tanto debemos tomar acciones”.

Comenta con Facebook