Opinión

Cómplices sin saberlo: el silencio

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja únicamente los puntos de vista del autor. No compromete el pensamiento ni la opinión de El Vínculo Digital. 

«Este país está lleno de corruptos» «Se roban una puntilla y se regresan por el hueco» «Eso vote por el que sea que todos son iguales» y así podría seguir numerando las frases más comunes de muchos colombianos. La corrupción es algo que nos afecta absolutamente a todos. De una u otra manera, cada vez que el bus en el que usted va se apaga en pleno recorrido (¿Alguien dijo Metrolínea o TransMilenio?), cada vez que su EPS le niega un medicamento o simplemente a su vehículo se le daña una rueda por un hueco en la calle, usted está siendo víctima de la corrupción. Ahora bien, ¿qué tiene que ver el silencio en todo esto?

El silencio: cómplice de más corrupción

Veamos varias ‘perlas’ que pasaron ‘de agache’ en los últimos años. Mucha indignación causó el descubrimiento del contrato 601 del 2016 en el que se contrataba con una cooperativa, la distribución y producción del Programa de Alimentación Escolar de Santander. Otra situación que causa mucha indignación pero poca acción son las recurrentes ausencias de congresistas que solo aparecen a cobrar el sueldo. Analicemos.

El ‘Zar del PAE’

Resultado de imagen para pae colombia
PAE Colombia / Tomada de Internet

El contrato del PAE1 fue adjudicado a la Cooperativa Multiactiva Surcolombiana de Inversiones Ltda., a la cual la Gobernación de Santander le desembolsó el dinero correspondiente según se lee en el documento que, al parecer, fue borrado de la página web de la Gobernación. El dinero se fue y la comida jamás llegó. Como diríamos coloquialmente, «esa platica se perdió». Pero, ¿tan disimulado fue el robo de todo este dinero? No tanto.

El famoso ‘Zar del PAE’ contrató la producción de tamales con una operadora de grúas de Acacías, Meta; la producción de postres con una asociación de padres de familia del Huila, y por último, la compra de mercados a una empresa transportadora de Algeciras, también en el Huila. Es como decir que un operador de TransMilenio abrió un counter en un aeropuerto y que va a mandar a hacer las tortas de inauguración con Evacol. Ni el counter ni la torta aparecen.

Toda esta ‘olla podrida’ se destapó cuando este contratista había aumentado ilícitamente su capital en gran manera y cuando cientos de niños se quedaron sin su comida en la escuela. Más allá de decir que el ‘Zar del PAE’ era un corrupto sin escrúpulos, hay que mencionar que eso no se hace solo, habrían más personas allí, viendo cómo se cometían estos ilícitos, y nadie dijo nada. Lograron (o logró) su cometido gracias al silencio.

Más sobre este caso: Ocupan bienes del ‘Zar del PAE’ por 33.000 millones en Santander

«Pongo huella y me voy»

Resultado de imagen para congreso de colombia
Congreso de la República / Caracol Radio

Les pagaron $1.300 millones de pesos por no hacer nada, literalmente, por no hacer nada. Caterine Juvinao, líder de la veeduría ciudadana Vigilemos el Congreso presentó un informe llamado #TrabajenVagos sobre los congresistas que más se ausentaron en el cuatrienio 2014-2018, pero que juiciosos sí cobran su sueldo.

Este informe denunció irregularidades en Senado y Cámara porque no hay nada que soporte o justifique las ausencias de 30 congresistas, los cuales serán demandados ante el Concejo de Estado por ausentismo parlamentario. 

Consulte aquí: Lista de congresistas que serán demandados

Una veeduría ciudadana que no se quedó callada y se atrevió a denunciar a quienes se apropian de dineros del estado de manera ilícita, padres y madres indignados y angustiados por la falta de alimentación de sus hijos, personas que no queremos más muertos en las vías porque ‘no hay plata’ para tapar huecos, que queremos una atención humana y digna en un hospital, personas que queremos un cambio y queremos un mejor país… todos podemos alzar nuestras voces y cuestionar a nuestros dirigentes por sus acciones, tanto actuales como pasadas, y saber por quién votar y por quién no.

No podemos quedarnos de brazos cruzados ante todas estas situaciones, porque entre más personas así haya, más fácil será para ellos robar y robar cada vez más, pero también es importante destacar que la corrupción se erradica desde lo más mínimo. Si la cajera le dio 10.000 pesos más de vueltos, regréselos; si sale a la calle y genera desechos, arrójelos a la basura, seamos personas correctas en lo más posible, y solo así, tendremos un verdadero cambio.

Si encuentras algún error en esta nota, por favor subraya la frase a corregir y presiona Ctrl+Enter al mismo tiempo para notificarnos.

Comenta con Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *