Opinión

Un cumplido inofensivo

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores. No compromete el pensamiento ni la opinión de El Vínculo Digital.

Por: Lucía Sarmiento

Si una mujer dice que se encuentra en desacuerdo con los “piropos” callejeros y los denuncia como acoso sexual, ya la tildan de “Feminazi” y de dramática. “Es que son unas exageradas” es lo que dicen la gran mayoría de los hombres cada vez que una mujer se queja por el hecho de sentirse intimidada en la calle, “Si  no las miran, mal, si las mira también. Uno no las entiende.” Pero no es cuestión de entender o no, es cuestión de respeto, algo que merecemos, no por ser mujeres, sino por ser seres humanos.

En Noticias Caracol transmitieron el caso de una mujer que había sido abusada sexualmente por un conductor de Uber, solo porque tenía puesta una camiseta con escote en el pecho. Igualmente entrevistaron a varias transeúntes, las cuales manifestaron sentirse incómodas cada vez que caminaban en un espacio público, pues suelen recibir miradas lascivas o comentarios morbosos por parte de algunos hombres. Y esto pasa con tanta frecuencia que hasta lastimosamente lo hemos normalizado.

Sin más, si es violada o acosada la culpa no es del agresor, es de la víctima por “provocarlo”, porque para esta primitiva sociedad, vestirse con un short o un  vestido es sinónimo de tener un cartel en la frente que diga “vióleme”. Muchas chicas dejan de usar una bonita falda, pues no falta el tipo que la manosee con la mirada o que le grite a lo lejos “Uy que rico”. Y es que no hay necesidad de usar ropa “descarada”, ni siquiera vistiéndose como una religiosa una se salva de esas situaciones.

A pesar de  que las oportunidades para las mujeres sean más amplias y que existan numerosas leyes que nos amparen, seguimos viviendo en una triste Latinoamérica que no se da cuenta que sigue enfrascada en una ideología machista, porque no logramos diferenciar entre lo que es un cumplido inofensivo y lo que es el acto de acosar sexualmente.

 

 

 

 

Si encuentras algún error en esta nota, por favor subraya la frase a corregir y presiona Ctrl+Enter al mismo tiempo para notificarnos.

Comenta con Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *