¿Por qué las memorias (y discos) nunca vienen completos?

A lo largo del tiempo, muchas personas me han preguntado, ¿Por qué las memorias USB traen menos de lo que dicen traer? Y es que esta es una duda que intriga a muchos, dicen que vienen de 16 y solo traen 15 (14,9), 32 y usas 28,7 y así muchas variantes más

Pongamos un ejemplo

La gente compra un USB de “16 Gigabytes” (GB) en su tienda habitual más que contenta. Llega a casa y lo conecta al ordenador, entonces descubre que la capacidad no son esos 16 GB, sino que apenas llega a los 15 GB (se queda en unos 14,9 GB). O comprar una tarjeta SD para la cámara de fotos de 32 GB y que, una vez instalada en la cámara, apenas podamos guardar 29,8 GB de datos.

¡Siempre con lo mismo!

Bueno, como en muchos temas técnicos, todos estos ‘errores’ o ‘confusiones’ vienen del sistema de unidades que utilicemos. En este caso estamos hablando de algo digital, y para hablar de bytes, podemos hacerlo de dos formas: en base diez (decimal) o en base 2 (binario). Para mi, lo más correcto sería hacerlo en binario, ya que estamos hablando de información digital: uno o cero, tensión o no, algo o nada, es decir, binario. Pero parece que a los fabricantes no les gusta tanto.

Cuando hablamos de ‘Kilo‘ nos referimos a ‘mil’ (10001 = 1.000), un ‘Mega‘ es un millón (1.0002 = 1.000.000), un ‘Giga‘ es un billón (1.0003 = 1.000.000.000) y así podríamos seguir con el resto (Tera, Peta, Exa, ZettaYotta). En este caso estamos contando con el sistema Internacional.

Sin embargo en computación, como comentaba antes, hablamos de bytes, es decir, que el sistema es distinto. Un ‘Kilo‘ tiene un valor de 1.0241 = 1.024 bytes. Un ‘Mega‘ es 1.0242 = 1.048.576, un ‘Giga‘ es 10243 = 1.073.741.824… Es decir, están en base dos, porque contamos en binario.

GBTOKB

De hecho, lo correcto sería llamar ‘kibibyte‘ y representarlo como ‘KiB‘ para cuando queramos referirnos a un ‘Kilo’ si estamos hablando de capacidad digital, es decir, el ‘Kilo’ en binario. “Mebibyte” representado como “MiB” para el “Mega digital”, y así con el resto. Estas palabras fueron establecidas por la IEC (Comisión Internacional Electrotécnica) para remplazar a las que están en base 10 (Kilo, Mega, …) y saber diferenciar fácilmente a qué nos referimos, pero no son muy usadas.

La clave

Por tanto, y para entendernos, entre ambos ‘Kilo’ (el decimal y el binario) hay una diferencia de sólo el 2,3% (1.000 frente a 1.024). No es mucha diferencia. Pero si empezamos a subir en los prefijos, la diferencia en porcentajes cambia cada vez más. Para ‘Mega’ sería 4,6% (100.000 frente a 1.048.576), para ‘Giga’ sería 6,8%, y así con cada uno.

Ves ya por donde va el truco de las marcas, ¿no?

Las marcas usan el sistema internacional para escribir el tamaño de sus memorias, tarjetas, etc. Sin embargo, nuestros ordenadores y lectores de tarjetas utilizan el sistema binario para el cálculo del tamaño y aquí es donde se pierden esos ‘bytes mágicos’ que mucha gente no saben donde van.

Por supuesto, ahora te preguntarás por la falsa información que supuestamente dan las compañías, ¿no? No te equivoques, ellos están completamente cubiertos y su publicidad y etiquetados son totalmente legales. Ese asterisco y la letra pequeña que lo acompaña, hace mención de ello en sus sitios sitios web, cajas, etc. Ponen claramente que están jugando con el sistema decimal y que, por ejemplo, 1 GB equivale a 1 millón de bytes. Hacer la prueba y entrar en las webs o mirar la caja que tengáis más cerca.

Así que no hay mucho más que hacer. Sólo tener en cuenta, que cuando compres una tarjeta de 16 GB, seguramente tu cámara no entenderá porqué en la etiqueta pone 16 GB si ella ve menos.

Lo más justo, o por lo menos esclarecedor de cara al usuario, sería que las empresas utilizaran el sistema binario, ‘pero…’ bueno, ya sabes.

Vía | Gonzoo.

Si notas algún error en este artículo, por favor presionaCtrl+Enter. para notificarnos del mismo

The following two tabs change content below.

Santiago Albarracin

Coordinador de Redacción at El Vínculo Digital
Partícipe del proyecto de código abierto más grande de todos los tiempos: Android. Apasionado por la tecnología y los medios de comunicación. Creé El Vínculo Digital en el año 2015 y actualmente trabajo en otro proyecto llamado AB4K