¿Por qué protestan los empleados de Claro Colombia? – EVD Explica

Desde hace ya varias semanas, los trabajadores de Claro en Colombia se encuentran protestando a la empresa para exigirle transparencia y mejores condiciones laborales. Es un tema que poco han tocado los medios de comunicación del país y la difusión en estos brilla por su ausencia. En entrevista con Yuli Higuera, presidenta nacional del Sindicato de Claro, conocimos de primera mano los motivos que originaron esta protesta.

Bien recuerdo hace unos meses cuando me intenté retirar de Claro, la travesía telefónica que tuve que afrontar por más de 5 horas para que algún asesor me prestara atención. Cuando finalmente alguien me atendió (al día siguiente eso sí), la asesora me ofrecía buenas ofertas con tal de que no me retirara del servicio. Me pregunté “¿Por qué tanta la insistencia de esto si me quiero retirar por el mal servicio que me está prestando la compañía?”. Conociendo los motivos de la protesta nacional de trabajadores de Claro, creo entender ya la situación. Señor usuario, esto también le concierne a usted. Empecemos.

Claro: la empresa que no es empresa

Resultado de imagen para telmex

Para explicar mejor este asunto, debemos tener en cuenta que Claro son dos empresas aparte, cubiertas bajo el mismo nombre. Claro es una marca registrada sin NIT y opera como un logo y una marca de empresa solamente. Los trabajadores que están en Claro trabajan para dos empresas diferentes: Telmex Colombia SA y Comcel SA: Telmex para Internet y telefonía de los hogares y Comcel para la telefonía celular y datos móviles. Esas dos empresas siguen actualmente por separado con NITs diferentes, unidas bajo el nombre de Claro.

Despidos arbitrarios y ‘otrosí’ a los contratos

En este artículo vamos a enfocarnos a los puntos más fuertes de la protesta de trabajadores. “Hace un año más o menos empezó a salir el tema de la fusión, fusión en marca, más no en contratos laborales, ni nada. Las condiciones laborales de una empresa y de otra son bien distintas. Los trabajadores hemos venido asumiendo labores de la empresa contraria. Por ejemplo, el asesor de servicio el que está en el punto de atención al cliente, anteriormente su trabajo era atender al cliente que llegaba y darle solución a la problemática que tuviera de solamente Comcel, y el de la oficina de Telmex, debía darle servicio al cliente relacionado a los servicios de Telmex como tal, televisión, Internet y telefonía hogar. Cuando empieza la fusión empieza a haber un tema de convergencia, entonces ya los trabajadores de Comcel tienen que atender al cliente de Telmex (y de Telmex a Comcel), por el mismo salario, trabajando domingos y festivos, haciendo horas extras, sufriendo de traslados, porque a los trabajadores de Comcel los pasan a oficinas de Telmex y viceversa” nos afirmó Yuli Higuera, presidenta nacional del Sindicato de Claro UTRACLARO.

A los trabajadores tanto de servicio al cliente como de ingeniería y comercial, les hicieron firmar un otrosí donde les indicaron que “debíamos asumir funciones de la empresa contraria sin importarles las condiciones que hay, además no se reconoce que la empresa contraria tenga algún vínculo laboral con nosotros, sin importarles que hay subordinación de los jefes. En un CAV (Centro de Atención y Ventas) de Telmex, el coordinador puede ser un trabajador contratado por Telmex pero hay asesores de servicio de Comcel y el jefe es una persona de Telmex. El otrosí habilita a que a los asesores se les ‘reconozca’ como trabajadores de ambas empresas cuando solamente una está vinculada a él y una paga su salario y es dueña de su contrato laboral” continúa Higuera.

Adicional a eso, los empleados deben atender a cualquier cliente de Claro, independientemente si es cliente de servicios hogar o de servicios móviles, también se están trabajando horas extras, dominicales y festivos. A pesar de que el reglamento interno de la empresa dicta que el jueves y viernes santo son días obligatorios de descanso, los trabajadores tuvieron que prestar servicio en esos días de la Semana Mayor el año pasado y este. Si bien se han escalado diversas solicitudes al área de recursos humanos, la empresa “siempre responde que están actuando dentro de la normativa y que no han hecho nada ilegal”.

Diferencias injustas de sueldos

Este es quizá uno de los puntos más fuertes de la protesta. Los trabajadores de Comcel tienen sueldos que varían dependiendo de la ciudad en la que trabajan. Nunca se ha explicado por qué existe esa diferenciación, si lo justo es que el que igual trabaja igual salario.

Imagen vía @UTRACLARO en Twitter

La diferencia de los sueldos es entre 500.000 y 600.000 pesos por ciudad, además el trabajador baja su salario a casi la mitad del salario básico y el resto del salario “se lo debe ganar”. Entonces si el trabajador se quiere ganar su sueldo completo debe cumplir con una serie de metas comerciales previamente establecidas.

Ahora pasamos a otro punto fuerte: despidos injustificados. Esta problemática afecta más que todo a los asesores comerciales y de servicio al cliente, quienes son los encargados de vender los servicios que la empresa ofrece, porque Claro perfectamente puede llamar a descargos a un empleado y despedirlo porque no cumplió con un estándar de fidelización por ejemplo. La normativa dice que para despedir a un empleado porque no está cumpliendo bien su trabajo, primero se le debe comparar a este con otros que desempeñen la misma función en las mismas condiciones.

Claro no tiene en cuenta que los servicios de su compañía no se venden porque “los asesores seamos unos vagos”, informa UTRACLARO en un comunicado. Los asesores tienen que luchar a diario con problemas como la tercerización, los problemas económicos que les obligan a los hogares colombianos reducir sus gastos, que la competencia tiene mejores ofertas o que simplemente el cliente no estaba conforme con su servicio (como fue mi caso tanto en móvil como en hogar).

En los últimos 4 años, más de 200 trabajadores han perdido sus empleos en Claro por esta razón, y en lugar de ser reemplazados, aumenta la tercerización al interior de la compañía. Adicional a esto, un gran porcentaje de los usuarios se dirige a las oficinas van con la decisión tomada de cancelar sus servicios. Claro dice que la función del asesor es no dejar que el cliente se vaya y, literalmente, impedirlo, de lo contrario será llamado a descargos.

En vez de despedir gente, analicen las causas del problema

Se retiró un usuario: en lugar de ir a reclamarle a su asesor, sería algo más conveniente preguntarle al usuario el por qué de su retiro, qué salió mal, si fue por algo económico, en fin qué se yo. Ya si el usuario manifiesta que se retiró por la mala actitud de un asesor que lo atendió, es otra historia, pero no debemos generalizar.

Yo me retiré de Claro porque al parecer en la zona que me encontraba la cobertura no era muy buena y presentaba demasiadas falencias. ¿Esto también es culpa de los asesores? Por supuesto que no. Así que para concluir este artículo, apreciado usuario, cuando llame a Claro para cancelar su servicio y un asesor le ofrezca ofertas y alternativas para quedarse, no sea irrespetuoso con él, está cumpliendo su trabajo, está haciendo lo que le permite sostener a su familia, escuche amablemente lo que el asesor le ofrece y de ser necesario, continúe con el proceso, pero no les falte al respeto.

Desde El Vínculo Digital TV queremos que todos estemos #ComunicadosComoEs, por eso de la mano con la Unión de Trabajadores de Claro y las TIC les traemos este artículo

 

 

Si notas algún error en este artículo, por favor presionaCtrl+Enter. para notificarnos del mismo

Santiago Albarracin

Apasionado por los medios de comunicación y las TIC. Fundador de El Vínculo Digital TV y Embajador de Moovit para Colombia y Uruguay

Spelling error report

The following text will be sent to our editors: